Radio Internacional Feminista- FIRE

 

Llamado a la Acción 2001: "Derecho a la Salud, Derecho Ciudadano de las Mujeres", por el Ejercicio de los Derechos Sexuales y Reproductivos...

 

El Llamado a la Acción de la Red de Salud de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe 2001, contó con tres objetivos principales:

I- Las consideraciones que dieron pie a este llamado se desprenden del hecho de que "el derecho a tener derechos" es una condición todavía pendiente para las mujeres, por estar excluídas de las decisiones sobre nuestras vidas, la salud, sobre nuestros cuerpos y acerca de los destinos de nuestras familias y nuestras sociedades.

En esta situación, encontramos hoy grandes dificultades para ejercer el derecho ciudadano a la salud, derecho que implica exigir al Estado las condiciones sociales y económicas para gozar de una condición de salud óptima, cuando realidad actual nos demuestra todo lo contrario: son evidentes las restricciones que la pobreza, el desempleo y las desigualdades sociales imponen al acceso a la atención de salud, al mismo tiempo que el Estado abandona progresivamente su rol social en esta y otras áreas.

Por otra parte, proliferan los sistemas de salud privatizados que "venden" salud sólo a quienes pueden pagarla, y una de cuyas características es el "castigo" que imponen al potencial reproductivo de las mujeres en los planes de salud privados. Y, por otro lado, para quienes continúan siendo usuarias y usuarios del servicio público de salud, la escasez de recursos implica un notorio deterioro en la atención de salud, en la cobertura y en la calidad de las prestaciones.

Paralelamente, subsisten obstáculos de índole cultural y religiosa que impiden a las mujeres, en especial a las más jóvenes, el acceso a la información y orientación en salud necesarias para protegerse de riesgos o para prevenir consecuencias indeseables. Esto es especialmente notorio en lo que se refiere a la salud sexual y reproductiva, pues en tanto se relaciona a la sexualidad humana, frecuentemente es objeto de represiones, ocultamientos y tabúes.

II- En este período ha habido avances: Los gobiernos, en el plano mundial, han asumido compromisos relacionados a la salud integral de las mujeres, especialmente en las Conferencias de El Cairo y Beijing y también han ratificando numerosos instrumentos jurídicos internacionales que salvaguardan el derecho de las personas a gozar del más óptimo estado de salud.

Pero pese a estos avances logrados en el plano jurídico internacional y en las Cumbres de Naciones Unidas en las últimas décadas, la realidad cotidiana de mujeres y niñas no da cuenta aún de una mayor justicia y equidad en el goce del derecho a la salud y al bienestar. Por el contrario, las condiciones políticas, sociales y económicas imperantes en la mayor parte de los países han socavado hasta límites extremos la calidad de vida de las personas y su salud, siendo la población femenina especialmente afectada.

III- Coexisten junto a los avances, derechos pendientes:

IV- Un balance real entre avances y derechos por conquistar, arroja datos relevantes en el terreno de los derechos reproductivos:

*Fuentes: 1. Mundos Diferentes. Salud y Riesgos Sexuales y Reproductivos. Informe de Population Action International, PAI, de 2001. 2. Equipo de Seguimiento, Investigación y Propuesta de Políticas, ESIPP, Construyendo Ciudadanía. Estrategias de Seguimiento de los compromisos de El Cairo, Copenhaguen y Beijing. Buenos Aires, 1998. 3. REPEM, CIDEM. Género y Ciudadanía. Una construcción necesaria. Ed. Sandra Aliaga. La Paz, 1998.

V- Para el cumplimiento de los objetivos ya señalados,las organizaciones de mujeres en salud desarrollarán ese día las siguientes líneas de acción:

En América Latina y el Caribe, la Campaña es impulsada por la Red de Salud de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe. Otras jornadas son coordinadas por la Red Mundial de Derechos Reproductivos.